iStock

(Notimex) Durante los próximos seis meses un equipo de expertos se dedicará a determinar si existe una partícula subatómica seis veces mayor al bosón de Higgs, lo que significaría entrar en un nuevo ámbito de la física cuántica, hasta ahora desconocido.

Aún es pronto para decir con seguridad si existe o es un mero error estadístico, pero si la señal resultara real se tendría un elemento más allá del modelo Estándar, del cual el bosón de Higgs era el último que quedaba por descubrir.

El modelo Estándar es la teoría que explica todas las partículas descritas hasta ahora en el Universo, pero que los físicos saben que es incompleta.

De acuerdo con los físicos que trabajan en el laboratorio europeo de partículas CERN, que los dos grandes detectores del Gran Colisionador de Hadrones (ATLAS y CMS) hayan captado su rastro justo en el mismo rango de masas ha causado una enorme expectación sobre su existencia.

Este año el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha comenzado a funcionar al doble de potencia, adentrándose en un nuevo territorio de la física. Los nuevos indicios se basan en la observación de colisiones entre partículas que producen una desintegración en dos fotones.

Es el mismo tipo de desintegración que sirvió para descubrir el bosón de Higgs en 2012. La masa de la nueva partícula está en torno a 750 Gigaelectronvoltios, seis veces más que el Higgs.

Uno de los escenarios posibles en el que podría encajar la nueva partícula es la supersimetría, una teoría que predice que cada partícula conocida tiene una gemela desconocida.

“Esta partícula podría ser otro Higgs o cualquier otra cosa, pero aún es pronto para poder asegurar nada”, explicó Mario Martínez, investigador principal del proyecto IFAE-ATLAS de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

El mayor laboratorio de investigación en física de partículas del mundo anunció la víspera que ha encontrado indicios de lo que podría ser una nueva partícula elemental.

“Por ahora lo único que hemos visto es un indicio, pero este puede desaparecer en cuanto recabemos más datos, es exactamente lo que sucedió antes con otros eventos similares”, advirtió Martínez.

Después de proporcionar una larga lista de resultados, lo cierto es que no se tienen datos como para hacer un anuncio comparable al hallazgo del bosón de Higgs, pero los físicos tampoco podían descartar que algo así ocurriera en cuestión de meses.

“Ya hicimos una multitud de intentos para encontrar la supersimetría”, ha dicho Marumi Kado, portavoz de ATLAS, en la revista New Scientist, para referirse a los infructuosos intentos de encontrar indicios de esta teoría.

Pero, a la vista de los últimos datos, y de otros indicios obtenidos en 2013, se muestra esperanzado: “Esto es algo que realmente tenemos que tener en cuenta en el futuro próximo”.

Para confirmar una cosa u otra, los detectores ATLAS y CMS tendrán que hacer nuevas pruebas en busca de la primera partícula supersimétrica. De momento, habrá que esperar hasta 2016, ya que el LHC no volverá a poner en marcha sus grandes detectores antes de abril.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

1 COMENTARIO

  1. Buena noche, TecReview / Revista Quo. Bien manejado el tema y la información, felicidades; en otras revistas, el titulo fue muy fantasioso y la información contenida un tanto tendenciosa. Así como ustedes lo publican es la mejor manera de divulgar la ciencia. Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre