Pigeon Air Patrol

Londres registra los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) más altos de toda Europa, situación que le valió a Reino Unido una sanción por parte de la Comisión Europea en 2014.

A escala nacional, 40,000 personas mueren cada año por problemas relacionados con la contaminación atmosférica, de acuerdo con el jefe de la oposición laborista, Jeremy Corbyn.

Con el objetivo de hacer algo al respecto, Romain Lacombe de la startup francesa Plume Labs y Pierre Duquesnoy de DigitasLBi, reclutaron y equiparon a una patrulla de diez palomas que desde este 16 de marzo se encarga de vigilar la calidad del aire de la capital británica.

Para ello, estas aves cuentan con un GPS y captores miniatura que miden los niveles de ozono, de dióxido de nitrógeno y de compuestos orgánicos volátiles (COV). Al equipo de pájaros le fueron colocados estos gadgets con ayuda de un pequeño chaleco que pesa menos de 25 gramos, antes de ser liberados en el parque de Primrose Hill, al norte de Londres.

Pigeon Air Patrol
Pigeon Air Patrol
Anuncio

Así, las palomas pueden ser localizadas por cualquier persona en tiempo real desde la página web pigeonairpatrol.com Además, los usuarios pueden seguir sus actualizaciones en la cuenta de Twitter @PigeonAir.

Todos los datos recabados por las aves serán compartidos con investigadores que se encargarán de desarrollar medidas que ayuden a combatir los agentes contaminantes.

Este experimento forma parte de una iniciativa más amplia de Plume Labs, que quiere que un centenar de londinenses porte los mismos captores para seguir la calidad del aire del lugar en el que se encuentren a través de su smartphone.

La firma cuenta también con la aplicación Plume Air Report, que ofrece información sobre el nivel de contaminación de 300 ciudades de todo el mundo.

CON INFORMACIÓN DE AFP

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!