DARPA

Una prótesis podría devolver movimiento y sensación

A través de una matriz de electrodos conectada a la prótesis un hombre recupera la sensación en una mano; los hallazgos deben ser corroborados por especialistas

La experiencia de un joven que permanece paralizado desde hace una década ofrece esperanza para que otros pacientes parapléjicos o amputados puedan recuperar la movilidad y, sobre todo, la capacidad de ‘percibir’ sensaciones físicas.

Durante el foro de tecnología futurista “Wait, What?”, organizado por DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados para Defensa) se reveló que a través de una prótesis de mano conectada al cerebro, una persona de 28 años cuya identidad no se reveló por razones de privacidad, pudo sentir la presión que se hacía en los dedos.

La prueba clínica consistió en colocar al paciente una matriz de electrodos en las cortezas sensorial, la región del cerebro que identifica las sensaciones del tacto, y la motora, responsable de los movimientos del cuerpo. Esta matriz se conectó a través de cables a la mano mecánica desarrollada por el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins.

La mano fabricada en APL tiene sensores que pueden detectar cuando se aplica presión en algunos de los dedos y convertir esas sensaciones físicas en señales eléctricas que registra el cerebro. En las primeras pruebas, los investigadores presionaron cada uno de los dedos de la mano. El paciente, con los ojos vendados, pudo identificar con una precisión del 100% cuál dedo recibía el estímulo.

El Director del programa Revolucionando Prótesis de DARPA, Justin Sanchez, dijo que lograr la sensación de tacto desde una mano mecánica al cerebro “muestra el potencial para una restauración biotecnológica muy cercana a las funciones naturales”.

“La inversión de DARPA en neurotecnologías ayuda a abrir nuevos mundos de experiencia y funcionalidad para personas con parálisis y tienen el potencial para beneficiar a gente con enfermedades o lesiones que afectan el cerebro.”

Más detalles de la investigación se revelarán después de una revisión de colegas para su divulgación en alguna publicación científica.

Foto: Revolutionizing Prosthetics