iStock

Privilegiar el uso indiscriminado del automóvil particular llevaría al colapso en movilidad en la Ciudad de México. Y las soluciones que se han instrumentado, como los segundos pisos, han resultado hasta contraproducentes.

“En el tema de los segundos pisos, en la lógica común proinfraestructura de coches, se piensa que es lo que hay que hacer para poder liberar y hacer que esto se mueva más. Pero hay estudios que, incluso en la Ciudad de México, nos han comprobado que invertir en vialidades elevadas o distribuidores viales genera tráfico inducido. Hay un estudio, realizado por Steer Davies Gleave, que nos ha dicho que el segundo piso del Periférico ha aumentado hasta en un 35 %, desde 2014, el tráfico en la zona de Polanco, Lomas y Reforma. Y es muy lógico, porque se hace que la gente llegue más rápido a las zonas de congestionamiento”, explica Laura Ballesteros, subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, durante el Foro de Movilidad Digital 2017, celebrado en el Tecnológico de Monterrey, en Santa Fe.

Lee: El panorama de la contaminación tras el Hoy No Circula ampliado

Para rectificar el método de solución, se creó hace un par de años en la capital del país un plan de movilidad que pretende privilegiar otros medios de transporte como bicicleta y metrobús, acompañados por el uso de datos y herramientas digitales. Esto, de acuerdo con Ballesteros, permitirá enfrentar exitosamente el problema cada vez peor de embotellamientos en la Ciudad.

Anuncio

“El nuevo modelo de movilidad de la Ciudad de México nació oficialmente en el 2014. Heredamos un modelo de ciudad de más de tres décadas orientado hacia el automóvil; la infraestructura está hecha para eso, y ahí es donde tenemos un gran reto de cambio. El primer gran objetivo que nos estamos poniendo es dejarle a las siguientes administraciones instalado un nuevo modelo en todas las dependencias de la Ciudad, para que el gasto presupuestal esté orientado hacia esto”, dice la funcionaria capitalina.

El empleo de big data es el último peldaño de la escalera y, en la Ciudad de México, ya se vislumbra como parte de la solución a los problemas de movilidad.

Por si no lo viste: Universidades crean ‘vehículo verde’ mexicano

“Sabemos que los ecosistemas, entre más te resuelvan tu viaje desde la salida de tu casa hasta la llegada a tu destino, mejor. Hoy no sólo necesitamos un auto que te ayude con el viaje compartido, necesitamos un servicio. Y ése es el futuro de la industria de hoy: la movilidad como servicio que te resuelva desde tu salida hasta tu estacionamiento, pasando por el pago del mismo, la vialidad que vas a utilizar y de qué manera nosotros, como gobierno, empezamos a utilizar estos datos, no solamente para la planeación, sino para la administración diaria de las vialidades. Necesitamos datos. No nos es posible avanzar si el gobierno no empieza a tener áreas especializadas sofisticadamente en gestión de datos”, explica Ballesteros.

Otro bemol es que casi la mitad de la superficie de desarrollos inmobiliarios, en la Ciudad de México, se emplea para lugares de estacionamiento, lo cual causa que haya menos espacio para que la gente viva en la capital y, de manera indirecta, se promueve la llegada de más automóviles.

Te puede interesar: Taxis eléctricos hechos por mexicanos para mexicanos

“Hoy el 42 % de la superficie de los desarrollos de la Ciudad de México está hecha para los coches; 42 % son estacionamientos. Esto quiere decir que estamos haciendo edificaciones para los autos, en lugar de para las personas. A las personas las mandamos a vivir a Ixtapaluca o a Nezahualcóyotl o a Ecatepec, para que los coches puedan estar guardados en la zona central de la Ciudad de México, y entonces estas personas tienen que comprarse un automóvil para poder venir hacia acá. Entonces seguimos alimentando el círculo de la congestión”, expresa Ballesteros.

BMW podría ayudar, pero aún no en la CDMX

La armadora alemana de automóviles ha desarrollado sistemas modernos de movilidad basados en sus automóviles; sin embargo, Maru Escobedo, directora de ventas y planeación de BMW Group México, quien también participó en el Foro, comenta que el gobierno de la Ciudad de México no ha ofrecido las condiciones básicas para llevarlos a cabo.

El programa de automóviles autónomos es un ejemplo de ello. Aunque BMW ya lo tiene en operación en otros países, Escobedo comenta que las autoridades no han hecho su tarea para echarlo a andar en la capital del país.

También puedes leer: Coches autónomos serán una realidad comercial dentro de 40 años

“No contamos con el apoyo del gobierno para tener las facilidades de señalización, calles con líneas, por ejemplo; o cultura vial, pues necesitamos que la gente entienda que hay un lugar donde cruzar. Esta tecnología funciona en ciudades más desarrolladas, pero en México no lo tenemos. Entonces nuestro coche se va a confundir”, explica Escobedo.

Otro plan de BMW es un sistema parecido al de Eco Bici, pero para automóviles. Es decir, un sistema de préstamo de vehículos con puntos fijos de partida y llegada. No obstante, la inseguridad de la Ciudad hace inviable esta solución.

“Nosotros tenemos un sistema ya que se llama Drive Now. Son coches que los dejas en diferentes lados de la ciudad y tú como usuario puedes llegar con tu tarjeta, los abres, los usas del punto A al B y los dejas estacionados. Yo nada más les preguntaría: ¿Creen que en la Ciudad de México se podría hacer? ¿Cuántos de esos coches desaparecerían o terminarían sin llantas? Necesitamos que se den la seguridad y las condiciones para que estos coches estén donde sea”, expresa Escobedo.