iStock

Miami, Estados Unidos (AFP) Los adultos jóvenes que miran mucha televisión podrían presentar problemas cognitivos más adelante. Así lo afirma un estudio para el cual se hizo un seguimiento a 3,000 personas durante 25 años.

El trabajo señala que los participantes que veían más de tres horas diarias de TV cuando eran jóvenes hoy corren dos veces más riesgos de tener problemas cognitivos que aquellos que son más activos y pasan menos tiempo delante de una pantalla.

Un total de 3,247 adultos, de entre 18 y 30 años, fueron monitoreados por el equipo a cargo de este análisis, publicado ayer en el Journal of the American Medical Association.

Los investigadores evaluaron sus actividades cognitivas después de 25 años mediante tres pruebas de rapidez reflexiva, funciones de ejecución y memoria verbal.

Anuncio

“Los participantes con hábitos de vida menos activos, es decir con poca actividad física y mucha televisión, eran más susceptibles a tener malos resultados en estos exámenes”, explica el estudio.

Andrew Przybylski, psicólogo de la universidad de Oxford que no participó en el trabajo, cuestionó los resultados. “En primer lugar, sus datos se basan en una medición hecha por los mismos participantes del tiempo que pasan delante de la televisión, esto puede ser problemático” dijo.

Además, consideró que los implicados no efectuaron pruebas cognitivas al inicio del estudio, lo que permitiría tener datos de referencia.

Sin embargo, estos resultados sembraron un precedente en la materia que, seguramente, será retomado por expertos en el futuro.