Cortesía Volkswagen

Volkswagen (VW) presentó ante la Autoridad de Transporte Federal de Alemania varias medidas técnicas con las que busca ‘arreglar’ los motores diésel EA 189 y reparar el daño causado por motores fraudulentos. El plan del fabricante alemán de automóviles fue, además, dado a conocer al público en general por medio de un video en Youtube.

De acuerdo con la compañía, tan solo en su país de origen, cerca de 8.5 millones de vehículos serán llamados a revisión a partir de enero del próximo año. Ahí, se le realizará la adaptación a cada uno de los coches que lo necesiten.

El material publicado por VW explica que esta “simple” modificación no tendrá efectos adversos en el motor, en el consumo del combustible o en el rendimiento de los automóviles, por lo que se trata de una respuesta “amigable” con los clientes perjudicados.

VW detalló que la reparación toma menos de una hora a los mecánicos de los concesionarios.

La adaptación de los propulsores para que dejen de falsear las emisiones consta de dos partes. En la primera, se reconfigurará la programación de la central que controla el motor para que deje de modificar el rendimiento y el consumo cuando se encuentra en un banco de pruebas, como sucede actualmente a los vehículos tramposos.

En la segunda fase, se colocará un transformador de corriente en el conjunto del alojamiento del sensor de masa de aire, es decir, los mecánicos pegarán un pequeño tubo de plástico equipado con una rejilla por encima de lo que regula la inyección de combustible del coche.

La rejilla calmará y estabilizará el flujo de aire antes de que llegue al sensor, lo que resultará en lecturas más precisas.

Este procedimiento se aplicará a los motores 1.6 TDI y 2.0 TDI, mientras que en el caso de los motores 1.2 TDI, la empresa señaló que presentará diferentes soluciones técnicas a finales de este mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre