VR3: la startup mexicana que quiere llevar la VR hasta el límite
iStock

Cuando piensas en realidad virtual (VR), ¿qué te viene a la mente? ¿Videos? ¿Juegos? ¿Qué tal si utilizáramos esta tecnología para algo más que el entretenimiento?

Recientemente, el gigante tecnológico surcoreano Samsung se dio a la tarea de encontrar nuevas aplicaciones para la VR. Fue así que desarrolló un sistema de terapia de espejo para personas con miembros amputados compatible con el headset Samsung Gear VR. Se trata de una herramienta médica que Samsung tal vez no habría podido hacer realidad sin la ayuda de este par de mexicanos.

Te presentamos a Óscar Chávez y Patrick Moss, dos emprendedores EXATEC quienes fundaron, en 2014 VR3, la startup que está detrás de Samsung Gear VR Phantom Limb Therapy.

Conoce más sobre este desarrollo en: Samsung utiliza VR para tratar el síndrome del miembro fantasma

VR3 nació dentro de las aulas del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, en donde Chávez y Moss estudiaron la Licenciatura en Animación y Arte Digital. Al egresar, ambos empezaron a pensar en emprender su propio negocio, así que juntos comenzaron a experimentar con nuevas tecnologías.

“Hicimos videojuegos, aplicaciones, un poco de todo”, explicaron los startuperos en entrevista con Tec Review. “Justo en esos momentos salió la campaña en Kickstarter de Oculus VR y dijimos: ‘tenemos que probarlo’. Pasamos casi un año explorando este headset, así como librerías de realidad virtual y aumentada. Nos encantó. Entonces, comenzamos a hacer nuestras propias cosas”.

A partir de ese momento, Patrick Moss se enfocó en la programación y Óscar Chávez en el diseño. Finalmente en 2015, ya como una startup, llegó a ellos su primer gran cliente. “Lo que buscamos desde el principio es crear experiencias adaptadas a cada marca y a lo que necesita, pero procuramos no hacer cosas genéricas, sino innovadoras”, comentó Chávez.

Resultado de imagen para Óscar Chávez y Patrick MossResultado de imagen para Óscar Chávez y Patrick Moss

 

 

 

 

 

 

 

Hoy, además de la realidad virtual y aumentada, el equipo de VR3 experimenta con otras tecnologías, incluso con divisas virtuales con Bitcoin. Chávez y Moss quieren apostarle a las criptomonedas por el lado de la compraventa, por ejemplo, “pues estamos seguros de que estas llegaron para quedarse”.

Con base en su experiencia como emprendedores, esta mancuerna aconseja a otros startuperos ser perseverantes, organizados y estar dispuestos a aprender sobre la cuestión administrativa y legal que implica crear una empresa. “Yo ocupe prácticamente un tercio de mi tiempo como emprendedor haciendo trámites”, recordó Óscar Chávez.

Por su parte, Patrick Moss afirmó que el networking es clave. “Pienso que el 80% del éxito que vas a tener como startup depende de que te aparezcas, que hables con otros, que toques puertas. Como emprendedor no puedes tener pena”, dijo.

MXVR

Además de dedicarse a explorar nuevas tecnologías, los fundadores de VR3 trabajan en compartir su experiencia y conocimiento con otros, así como en impulsar el desarrollo y aplicación de la realidad virtual en México. Esto, a través de su organización MXVR, que hasta el momento cuenta con más de 1,000 miembros.

“Es una comunidad meetup que iniciamos hace dos años para reunir a estudiantes, profesionales y demás personas que estén interesadas en la VR”, detallaron Chávez y Moss. “Lo que hacemos son eventos mensuales con ponentes y personalidades sin costo para los participantes. Además, durante estas reuniones, los asistentes pueden hacer pitches para encontrar ayuda y aliados”.

¿Por qué es importante para VR3 esta organización? “Porque si tenemos, como país, una buena base de personas y firmas dedicadas a la realidad virtual, el mercado crece. Pensamos que no se trata de competir o empujar al de alado, sino de ayudarlo para que él nos ayude”, aseguraron. “En pocas palabras, si uno crece, todos crecemos”.

Si quieres conocer más sobre esta comunidad o participar en sus meetups, da click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre