CCMÉXICO

Por Gabriela Chávez

Si alguna vez tuviste dudas respecto a las dimensiones del penacho de Moctezuma o sobre qué significa la posición en la que se encuentra el Chac Mool, esta aplicación te podrá ayudar a resolverlas.

A partir del primero de noviembre, el Museo Nacional de Antropología (MNA) integrará a sus recorridos uno asistido por medio de una app de inteligencia artificial denominado Voces de Otro Tiempo.

La aplicación, basada en la tecnología de soluciones cognitivas de IBM, Watson, permitirá a los visitantes hacerle preguntas directamente a piezas seleccionadas, en una experiencia inmersiva.

Para Martha González Pérez-Sandi, directora del programa de Watson, enlazar la inteligencia artificial con la cultura es una forma de maximizar los datos y contenido que ya existen en el museo y acercarlos a los casi dos millones de visitantes que asisten al Museo Nacional de Antropología anualmente.

“Nuestro interés es colaborar con el museo y poner la inteligencia artificial en un ámbito en el que tal vez no vas a saber lo que hay detrás pero te va a dar conocimiento conversado. Creo que es la mejor forma de adquirirlo”, dijo González en entrevista.

Jesús Almazán

Entrenamiento cultural

Jorge Paz, arquitecto de soluciones de Watson en IBM México, explicó que al ser un proyecto de inteligencia artificial requirió, en principio, de la recopilación de los datos y, posteriormente, de entrenar al sistema con dicha información para que, al final, la experiencia del usuario pudiera ser tan sencilla como hacer preguntas a Watson.

En un periodo de tres a seis semanas, un grupo de expertos en Watson, curadores, antropólogos y guías del museo, eligió las piezas más destacadas del MNA y realizó pruebas con grupos piloto de visitantes para delinear 22,000 preguntas que un visitante común haría ante estas piezas y sus intenciones, como identidad, ubicación y otras.

Una vez hecho esto, se entrenó al sistema con las respuestas adecuadas para llegar al nivel de diálogo entre el software y el visitante.

El recorrido cuenta con 11 piezas, de salas como la Mexica y Maya, además del mural de Rufino Tamayo, ubicado afuera del Auditorio.

“Abres la app que fue diseñada específicamente para platicar con estas 11 piezas. La aplicación tiene una conexión bluetooth que detecta un beacon (sensor) que tiene cada pieza; cuando te acerques, mostrará qué estás observando, aprietas la pantalla y dices la pregunta”, explicó Paz.

La idea de la experiencia es que sea personal e inmersiva. Paz dijo que, si bien no se sabe cuál será el curso del proyecto hacia adelante, pues la app estará en funcionamiento sólo seis meses, este conocimiento puede replicarse en otros museos o aplicarse a otras industrias.

Jorge Meza, director del área de vinculación académica de la Universidad Iberoamericana y especialista en artes y diseño, dijo que estas nuevas tecnologías son un motor para que nuevas generaciones se acerquen a los museos y se creen experiencias lúdicas y personales en ellos.

“La tecnología permite que cada quien tenga una experiencia diferente y en diversos niveles de lectura. No siempre va a ser igual la visita y eso hace que la gente regrese”, dijo en entrevista.

No obstante advirtió que, aunque la tecnología es benéfica para el arte y construye nuevas experiencias, existe el riesgo de perder la conexión material con el museo y sus piezas, por querer vivir todo a través de una pantalla.

“Ese es el riesgo pero creo que en el futuro debe haber balance con la materialidad y no se debe de perder la sensibilidad ante el objeto. Tal vez tecnologías como la impresión 3D nos ayuden también a hacer experiencias que permitan el contacto con las piezas”, dijo Meza.

En cuanto a la inversión que significó este proyecto, los involucrados no compartieron la cifra, pues la tecnología fue realizada en calidad de donación por IBM al museo a través del patronato.

Para tener acceso al recorrido de Watson en el museo basta con adquirir un boleto de ingreso regular y anotarse en una lista para alguno de los cuatro horarios diarios que tendrá la exposición.

Museos mexicanos están ‘cobrando vida’

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre