Xbox One X: la nueva y más poderosa consola de Microsoft
Cortesía

Por Hugo Juárez

Con 40% más poder de procesamiento que cualquier otro producto existente, 6 teraflops de poder, 4K real (más de 8 millones de pixeles), imágenes de alto rango dinámico (HDR) y audio especial, Microsoft presentó lo que ha llamado “la consola de videojuegos más poderosa de la historia”, el Xbox One X, cuyo nombre clave era hasta este 11 de junio Project Scorpio.

De acuerdo con Dave McCarthy, general manager para Xbox Products Services, la nueva consola de la compañía no competirá contra el sector de videojuegos de computadora, sino que busca ofrecer libertad a los desarrolladores para ofrecer más opciones a los consumidores.

A pesar de esta aparente contraposición con las computadoras personales, el ejecutivo afirmó que las características de la consola se inspiraron en lo que los desarrolladores han creado en PC. “Hemos escuchado de muchos creadores que el 4K ha desatado mucha creatividad en ellos”, dijo.

Anuncio

Adicionalmente, la consola, que se lanzará el 7 de noviembre (aún no tiene fecha de salida en México), será compatible con todos los juegos y accesorios de consolas anteriores de Xbox.

“Para el consumidor esto es muy atractivo porque no tiene que renunciar a todo lo que ya tiene. Todo lo que ya tienes se jugará mejor en Xbox One X desde el día uno”, afirmó el ejecutivo en entrevista.

La nueva consola hará que los juegos de modelos anteriores de la familia Xbox se carguen más rápido y tengan una frecuencia de cuadros por segundo más consistente y suave. Además, juegos recientes como Forza Horizon 3, Gears of War 4 y Resident Evil 7 recibirán actualizaciones gratuitas para jugarse en 4K total.

¿Vale la pena su precio?

¿Cuánto más habrá que desembolsar para sacarle provecho al Xbox One X? De acuerdo con ejecutivos de Xbox, únicamente será necesaria la inversión de 499 dólares porque la consola hará que los juegos Full HD (1080p) se vean mejor inclusive en una pantalla con dicha resolución.

Sin embargo, McCarthy destacó que las consolas anteriores, como el Xbox One S y Xbox One, seguirán teniendo apoyo de la compañía, cerrando así la posibilidad de que el Xbox One X sea un sustituto del resto de la familia.

El precio de la nueva consola de Microsoft, es 100 dólares más caro que la versión más avanzada de la consola de Sony, el PlayStation 4 Pro y casi el doble que la versión actual de Xbox, One S.

El camino del escorpión

El ejecutivo dejó claro que el ciclo de vida de la consola será mayor al de sus “hermanas”, sobre todo tomando en cuenta que todos los accesorios y juegos anteriores serán compatibles con Xbox One X y que estará lista para nuevas tendencias como realidad virtual, aumentada y mezclada, conceptos que resonarán en la mente de los gamers en los próximos años.

Otro punto a destacar es que, como regla, los juegos futuros también deberán ser compatibles con consolas anteriores.

Respecto al futuro de su compañía, McCarthy se dijo esperanzado de que sus consumidores la vean como “esta mezcla entre innovación y poder que representa el Xbox One X”, pero también destacó que sigue teniendo una de las comunidades de videojugadores más robusta y vasta (Xbox Live).

“He estado en esta industria por 20 años y me sigue sorprendiendo cuánta innovación vemos, y qué tan rápido crece, ya sea en móvil o en PC, y por supuesto en las consolas. Estamos viendo surgir más géneros que nunca. Incluso hemos sido testigos de cómo crece la comunidad de personas que sólo ven los juegos, sin jugarlos. Hay nuevos lugares de desarrollo y consumo en el mundo. En fin, por eso creo que es un momento muy emocionante para ser un gamer”, concluyó.

Conoce más sobre Xbox en: Mejoran calidad de radiografías, ¿con ayuda de Xbox?