En Estados Unidos ya hay un lugar donde puedes tener tus propios dulces de goma personalizados, gracias a la impresión 3D y a las fundadoras de Dylan´s Candy Bar.

Malissa Snover y Dylan Lauren se asociaron con Katjes Magic Candy Factory para hacer realidad la primera impresora 3D de caramelo suave personalizado.

Los clientes del Dylan’s Candy Bar pueden llevar su propio diseño o cualquier fotografía, de persona o mascota, o de lo que sea, para que a partir de esta, puedan crear un lote de único de caramelos suaves.

De acuerdo con los que ofrece la tienda, uno de los establecimientos más conocidos de Nueva York, los lotes de imágenes personalizados pueden llegar a ser hasta de 100 dulces impresos.

Anuncio

La tecnología plug and play de la primer impresora en 3D de gomitas funciona a partir de un sistema de modelado por deposición fundida, que es utilizado en su mayoría para la creación de  prototipos y producciones a escala.

Dicho proceso calienta los ingredientes, que especifican son vegetales naturales, y son aplicados con una boquilla para crear formas a través de un algoritmo paramétrico que utiliza 35,000 líneas de código.

El tiempo de  producción de un “pandita” es de cinco minutos aproximadamente.

Y los más grandes, que pueden ser del tamaño de un puño, tienen un costo de 20 dólares por unidad.

Dylan’s Candy Bar informó que tiene los derechos exclusivos de la venta minorista de estas máquinas de dulces suaves. Las gomitas están libres de lácteos y gluten; y actualmente hay ocho diferentes sabores y colores para impresión.

Video de AP

Con información de New York Post

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!