Presidencia

Expansión.mx

La propuesta del despacho del arquitecto mexicano, Fernando Romero, sobre un corredor entre la Ciudad de México y Guadalajara capaz de albergar un sistema ferroviario casi supersónico de la empresa Hyperloop One, se encuentra entre los 35 finalistas que aspiran a ser sede de este transporte pensado originalmente por el dueño de Tesla, Elon Musk, quien dejó abierta su idea para quien pudiera desarrollarla.

El proyecto del despacho del también yerno del empresario Carlos Slim Helú, llamado Fr-ee, fue el único mexicano que entró a la competencia y es también una de las dos propuestas latinomericanas finalistas, indica el sitio online de Hyperloop One Global Challenge.

Este tren promete que el trayecto entre las dos ciudades mexicanas se realizará en 47 minutos.

Lee: Elon Musk presume el nuevo auto de Tesla

El modelo consiste en la propulsión, a través de tubos de baja presión, de viajeros instalados dentro de cápsulas. Esto reduciría drásticamente los tiempos de viaje y el requerimiento de energía. La velocidad que pretende lograr es de 1,200 kilómetros por hora.

El Desafío Global Hyperloop One arrancó en mayo de 2015 y recibió un total de 2,600 propuestas. El concurso invitó a los equipos de cualquier parte de la Tierra a presentar un amplio caso comercial, de transporte, económico y político para que sus ciudades, regiones o países sean considerados como anfitriones de las primeras redes del sistema.

“El Desafío Global Hyperloop One no es un concurso de ingeniería: traemos la tecnología, usted nos dice cómo debe ser utilizado en su ubicación”, advertía la convocatoria.

Por si no lo viste: Datos abiertos, clave para mejorar el transporte en la CDMX

“El vehículo levita por encima de las vías y se desliza a velocidades mayores que las de los aviones sobre largas distancias”, de acuerdo con el sitio web de la firma, dirigida por Rob Lloyd.

2016, primera prueba…¿funcionará?

En 2016, la firma realizó la primera prueba real en Las Vegas, Nevada, con vistas hacia su comercialización entre 2020 y 2021. En mayo del año pasado, una pequeña cápsula prototipo viajó a 187 km/por hora sobre una vía en 1.1 segundos.

En noviembre de ese mismo año, Dubái firmó un acuerdo para estudiar la construcción del sistema entre Dubái y Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes situada a 150 kilómetros. El viaje entre ambas urbes se realizaría en 12 minutos.

Un proyecto con potencial

El concurso inició en mayo de 2015 e invitó a equipos de todo el mundo a presentar un caso comercial, de transporte, económico y político para que sus ciudades sean consideradas como anfitriones de las primeras redes de Hyperloop.

También puedes leer: Transporte eléctrico busca abrirse camino en CDMX

“La principal ventaja (de nuestro proyecto) es la economía del costo operativo, la economía de construcción y una enorme seguridad”, dijo este miércoles Fernando Romero al diario Reforma.

Romero, quien diseñó junto con Norman Foster el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aseguró que el jurado del concurso eligió el proyecto de su firma porque “tiene capacidad de volverse real”.

Otras propuestas finalistas incluyen Sidney-Melbourne (Australia); Shanghai con Hangzhou (China); Mumbai-Delhi (India); o Londres-Edimburgo (Reino Unido), así como de 11 equipos estadounidenses.

Te puede interesar: Estudiantes buscan mejorar el transporte público en la CDMX

“Con el asesoramiento de un jurado internacional de expertos en transporte, tecnología, economía e innovación, Hyperloop One busca colaborar con los solicitantes que expliquen con más energía cómo Hyperloop no sólo transformaría el transporte de pasajeros y de carga en sus lugares, sino también cómo esa transformación impulsará el crecimiento económico, generará oportunidades de desarrollo y creará oportunidades radicalmente nuevas para que la gente pueda vivir en cualquier lugar, trabajar en cualquier lugar y estar en cualquier lugar”, explica el sitio web del certamen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre