Getty Images

París, Francia (AFP) El zika, considerado el causante de afecciones en el cerebro de bebés, de la médula espinal y del síndrome de Guillain-Barré, podría provocar también una grave infección cerebral en el adulto con riesgo de coma. Así lo advirtió un grupo de médicos franceses.

Los expertos confirmaron la presencia del virus en el líquido encéfalo raquídeo de un hombre de 81 años afectado por una meningoencefalitis, según un estudio publicado en la revista estadounidense New England Journal of Medicine (NEJM).

El paciente, hospitalizado el 10 de enero pasado, fue transferido al día siguiente a cuidados intensivos a raíz de un rápido agravamiento de su estado, lo que lo llevó a un coma que hizo necesaria la asistencia respiratoria artificial, explicaron médicos del hospital Henri-Mondor en Créteil en donde fue atendido.

“Es el primer caso de ese tipo descrito, que sepamos”, dijo el doctor Guillaume Carteaux, coautor de la publicación en el NEJM. “Las otras causas infecciosas, virales y bacterianas, fueron descartadas”, agregó, en particular los virus herpes, varicela, herpes zóster y otros arbovirus —los transmitidos por artrópodos—.

El hombre, “en perfecto estado de salud” antes de caer enfermo, había regresado diez días antes de un crucero por el Pacífico sur.

Afiebrado (39,1 grados Celsius) y en coma, presentaba una hemiplejia del lado izquierdo así como una motricidad reducida del brazo derecho, de acuerdo con los médicos.

Los exámenes mostraron una posible meningoencefalitis, una inflamación importante del cerebro y de las meninges, compatible con una infección.

Los expertos buscaron una serie de bacterias y de virus susceptibles de estar implicados, como por ejemplo los del dengue o chikungunya.

Finalmente, un test de amplificación genética (PCR) detectó el zika en el líquido extraído por punción lumbar, lo que puso en evidencia un “virus vivo”, según un análisis llevado a cabo en el centro nacional de arbovirus en Marsella, detalló el doctor Carteaux.

El zika ya ha provocado cientos de casos de microcefalias en los bebés de madres infectadas. Esta malformación grave e irreversible se caracteriza por una talla anormalmente pequeña del cráneo en los recién nacidos.

El brote del virus y su potencial vinculación con malformaciones congénitas llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una emergencia global.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!