The Children’s Hospital of Philadelphia

Nueva York (AFP) Zion Harvey, de ocho años de edad, se convirtió en la persona más joven en recibir un trasplante de ambas manos, anunció el hospital infantil de Filadelfia (CHOP).

La operación, llevada a cabo recientemente por un equipo médico multidisciplinario de 40 personas, duró más de 10 horas.

El equipo, dividido en cuatro unidades, utilizó placas y tornillos para fijar los huesos de los miembros. A continuación, volvieron a conectar cuidadosamente las arterias y las venas, y una vez que se restableció el flujo de sangre, los cirujanos conectaron tendones, músculos y nervios.

El niño, que permanece internado y recibiendo medicamentos anti-rechazo, fue elegido para el doble injerto por su estado de salud específico: hace unos años fue sometido a un trasplante de riñón y ya tomaba medicamentos para evitar el rechazo del nuevo órgano, dijo el codirector del programa de trasplante de manos en el Hospital de niños de Filadelfia, Benjamin Chang

Anuncio

Nacido en Baltimore, a Zion Harvey le tuvieron que ser amputadas las dos manos y los dos pies. El niño camina con prótesis y, según los médicos, se las había arreglado para aprender a comer, escribir e incluso jugar videojuegos sin usar las manos.

Foto The Children’s Hospital of Philadelphia